6 agosto, 2019 medinabi

¿Qué elementos se deben revisar antes de la operación salida?

30/07/2019

 

Alumbrado, presión de neumáticos o nivel de aceite son algunos de los elementos que se tienen que comprobar.

Los expertos indican que hay seis aspectos básicos del vehículo que no se deben pasar por alto

A este respecto, Roberto Ramos, experto en seguridad vial y responsable de formación de la Fundación Cnae(Confederación Nacional de Autoescuelas), indica que hay seis aspectos básicos del vehículo que se deben comprobar.

En primer lugar, se encuentra el nivel de aceite, que debe hacerse con el motor frío y en terreno llano y horizontal. Si está por debajo del mínimo, hay que añadir aceite y averiguar la causa de la pérdida. Además, se debe sustituir este líquido de forma periódica, según indique el fabricante: si es mineral, cada 5.000-7.500 km, si es semisintético, cada 8.000-12.000 km y si es sintético, cada 20.000-30.000 km.

En caso de tener que reponer el líquido refrigerante (es conveniente cada dos o tres años), el motor debe estar frío y bajo ningún concepto se debe añadir agua del grifo.

Asimismo, deben revisarse todos los dispositivos de alumbrado, sobre todo las luces de cruce, que deben estar lo más altas posible, pero sin deslumbrar al resto de los usuarios.

En cuanto al nivel del líquido de frenos, si se advierte que el nivel está por debajo del mínimo, los profesionales del taller deben revisarlo. No obstante, debe sustituirse también cada dos o tres años.

Por lo que se refiere al filtro de aire, si está sucio, no permite una aspiración correcta y produce una combustión incompleta o deficiente, lo cual se traduce en menos potencia, más humo negro, más contaminación y problemas con el catalizador, la válvula EGR, etc. Conviene sustituirlo cada 10.000-12.000 km, salvo que se circule por ciudades con mucha polución o caminos de tierra, en cuyo caso es preferible hacerlo antes.

Por último, es necesario revisar la presión de los neumáticos. Este procedimiento debe realizarse en frío, cada 15 o 30 días, ya que un neumático bajo de presión se sobrecalienta y puede llegar a reventar. Hay que comprobar también que los surcos de la banda de rodadura tengan, como mínimo, 1,6 mm de profundidad. De lo contrario, el agarre será más débil y el aquaplaning aparecerá antes.

Además, la CNAE recomienda revisar, entre otros, los elementos deseguridad pasiva, como el cinturón de seguridad, el sistema de retención infantil o el airbag.

Fuente: https://bit.ly/2Kcq6Nj